4 recomendaciones importantes para mantener tu ortodoncia en buen estado

La ortodoncia funciona como una ayuda permanente para movilizar nuestros dientes a una posición favorable. Los especialistas de la Clínica Dental Ortosan tienen un paciente equipo de profesionales a disposición, que sabrán guiarte en tu tratamiento y sin duda te confirmaran las recomendaciones para el cuidado de tu ortodoncia. Comer cosas duras, uso inadecuado del cepillo interdental, entre otras, son actividades perjudiciales para la dentadura. 

 1-     No comer cosas duras

A pesar de ser de metal y estar pegados con resina, el tratamiento de ortodoncia supone un cuidado por lo delicado de los brackets: recuerda están adheridos a los dientes con una solución no muy fuerte para evitar problemas con la dentina y el esmalte. Evitar las comidas duras y desgarrar la comida al halar beneficiaría la salud de tus aparatos ya que los mantiene sin moverse.

2-     Buena Higiene

El uso correcto del cepillo interdental y de ortodoncia prolongará el mantenimiento oportuno que le des a tus aparatos con el especialista. Recuerda que tenemos contacto con diversas sustancias, entre comidas y bebidas, todos los días es por eso que importa muchísimo la higiene para evitar complicaciones con la ortodoncia que es, en todo caso, un aparato ajeno a nuestro cuerpo. También usar Hilo Dental es de mucha ayuda, pues, con eso evitamos acumulación de restos de comida y en consecuencia problemas con sarro y piedra.

3-     Ser cuidadoso con los brackets

Muchas personas usan sus dientes como tecnología e intentan hacerse de soluciones respecto a diversos momentos. Destapar cosas con los dientes, morder cables o aparatos para reparar, mantener cosas pesadas colgando de los dientes son prácticas repudiadas con un inmenso NO: si deseas terminar con tu proceso en el tiempo justo, por supuesto.

4-     Asistir periódicamente al ortodoncista:

Por último, pero para nada menos importante, debemos estar pendientes de las citas con nuestro especialista en ortodoncia. Hacer seguimiento de nuestro tratamiento es un deber si deseamos culminar nuestro procedimiento rápido y sin complicaciones imprevistas.

Reencontrarnos con nuestra sonrisa y verle cambiar

Llegado un punto en el tratamiento podríamos decir que olvidamos qué era de nuestra sonrisa antes de los aparatos. Qué mejor forma de recordar cómo se veían nuestros dientes que tenerlos sin metales encima gracias a nuestra responsabilidad. La sorpresa será muy agradable.